Marketing Inmobiliario

El marketing inmobiliario es el conjunto de estrategias y prácticas orientadas a la venta de bienes inmuebles.

Los objetivos en este caso son: conseguir productos para su posterior venta y atraer clientes potenciales que deseen comprar o alquilar bienes inmuebles.

Marketing inmobiliario: Tipos

Existen muchas formas de hacer marketing inmobiliario y en este caso podemos hacer la siguiente clasificación:

  • Según el medio utilizado para difundir la información:  internet, televisión, radio, boca a boca, publicidad offline, prensa escrita, campañas telefónicas, otros.
  • Según el contenido: marketing informativo, comparativo, de valor, emotivo, neuromarketing, marketing verde, entre otros.
  • Según el emisor y el destinatario: marketing B2B (business to business), marketing B2C (business to consumer) y marketing C2C (consumer to consumer).
  • Según la localización: marketing local, nacional o internacional.

Estrategias, recomendaciones y consejos

No hay dudas que internet ha revolucionado el mundo del marketing, por lo que la primera estrategia a aplicar y la más fundamental es conseguir o mejorar el posicionamiento y la presencia digital.

Las redes sociales y las campañas de e-mail, son las aliadas perfectas para relacionarnos con los internautas y captar más clientes. Además, nos ayudan a dar visibilidad a nuestra marca, así como fidelizar clientes a lo largo del tiempo.

Es muy recomendable prestar atención a los contenidos visuales que compartimos, ya que los propios motores de búsqueda valoran estos recursos de forma muy positiva y de ellos dependerá la primera impresión causada en los interesados. 

Esto forma parte de las estrategias de posicionamiento SEO que podemos aplicar en nuestra web, para que esta aparezca en los primeros resultados ofrecidos por los buscadores.

Una tendencia que está en alza, es la metodología “Inbound Marketing”, dirigida a conseguir ventas por internet mediante la captación y el análisis de datos. De esta forma, se pueden retroalimentar las estrategias aplicadas y además mejorarlas.

Otro aspecto fundamental es conocer al cliente e identificar lo que busca; de esta forma, podremos orientar nuestros esfuerzos a aquel sector que más encaje con el tipo de inmuebles que queremos vender o alquilar.

Por otro lado, los contenidos de nuestras campañas deben ser transparentes, para así ganarnos la confianza del cliente y, a la vez, lo suficientemente explicativos para que este perciba información útil y de calidad.

Una opción muy recomendable es hacer uso de la “realidad virtual”, otra estrategia que está en tendencia y que sigue en aumento cada día. 

Esto permite a los clientes potenciales visualizar la propiedad y recorrerla como si estuvieran dentro de ella, pudiendo descartarla o concertar una visita con una información más completa sobre la misma.

Principales errores en el marketing inmobiliario

A continuación, te indicamos algunos de ellos: 

  • No utilizar las redes sociales
  • No aplicar estrategias SEO.
  • No prestar la suficiente atención a los anuncios de nuestros inmuebles: utilizar un lenguaje incorrecto, descripciones incompletas o imágenes de mala calidad.
  • No conocer las características de nuestra audiencia o potenciales clientes y sus necesidades.
  • No centrarse en un nicho específico al que orientar nuestras estrategias de ventas, teniendo en cuenta nuestros puntos fuertes.
  • Saturar a los usuarios con demasiadas publicaciones, correos o mensajes.
  • No realizar evaluaciones periódicas y análisis sobre el éxito o el rendimiento de nuestras acciones de marketing inmobiliario.